Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2020

UN EXCELENTE CUENTISTA: JAVIER MORALES

 


Recupero una racha de buenas lecturas, esta vez gracias a un hermoso libro de Javier Morales, al que entré bien predispuesto no sólo por la cordial dedicatoria que lo singulariza, sino porque yo ya había leído hace un tiempo una excelente novela breve de este autor, con título tomado de Pavese: Trabajar cansa. El nuevo libro se titula La Moneda de Carver y contiene ocho cuentos, ocho estampas, no sé, ocho recorridos narrativos muy particulares. Hay en ellos una actitud como de Alonso Quijano, pero sin chifladura. De hecho, algunos protagonistas viven o repiten aposta hechos tomados de la literatura, presente en las páginas del librito de Morales (133 páginas) no tanto en forma de citas y alusiones, que también, sino incorporada a la vivencia de los personajes. En una habitación de hotel, una mujer (guía de museo, bastante promiscua) repite con un dibujante el célebre cuadro de Hopper de la señora en paños menores sentada en el borde de la cama. Un hombre, trastornado por la muerte en accidente de su esposa (o su compañera, o su pareja), va por los tejados como el tipo del cuento de Cheever que se desplaza de piscina en piscina. Leemos historias que rozan o bien obras literarias o bien vidas de escritores; así, Chéjov, Ángel Campos Pámpano, José Antonio Gabriel y Galán, etc. Dicho esto, no quisiera dar la impresión de que las ocho piezas constituyen muestras de literatura culturalista, reservada a expertos. En modo alguno. Las historias aquí reunidas (un chico que conversa con un extranjero en el Cementerio Alemán de Cuacos de Yuste, la inquietante peripecia del hijo de un recolector de tabaco a quien un niño huido le roba a escondidas los bocadillos, una moneda que se le cae a Raymond Carver en un bar de California el mismo año de su muerte, la pérdida de una valija con documentos valiosos en un tren, etc.) tienen un peso narrativo propio, interesante por sí mismo y lleno de humanidad. Hermoso libro, pues, La Moneda de Carver, de muy grata lectura y editado con mucho gusto por Reino de Cordelia. De todos modos, a mí me habría complacido tratara de lo que tratara, a causa de la prosa de enorme calidad con que está escrito.