Páginas vistas en total

sábado, 22 de diciembre de 2018

OTRA LISTA DE MIS MEJORES LIBROS


Observo la balda con los libros que he leído este año. Setenta y dos títulos, un promedio de seis por mes. Aún caerán uno o dos antes de Nochevieja. Algunos libros leídos son bastante gruesos, de seiscientas páginas o más; otros, finos. De joven leía más. Tenía mejor vista, más tiempo y no estaba tan atado como ahora a responsabilidades familiares y laborales. Fin del lloriqueo.
En la referida balda encuentro títulos sobresalientes, repito, sobresalientes, que no aparecen en las listas decembrinas de los mejores libros de 2018 que he ojeado en estos días. No se trata de libros raros, difíciles de encontrar. En más de un caso recibieron buenas críticas al poco de publicarse. Esto de las listas es más que nada un rito lúdico. Tomárselas a pecho denota una falta insana de serenidad. Que en las de este año figure en primer lugar Ordesa de Manuel Vilas me parecía esperable. De haber sido convocado a votar, yo también le hubiera dado la puntuación máxima.
Total, que como es sábado, llueve y no me espera nadie en ningún lado, se me ha ocurrido confeccionar una lista de menciones de los libros (no traducidos) de gran calidad que he leído este año y no han merecido el beneplácito de quienes participan en la confección de las listas. Omito, pues, títulos de autores que sí están entre los seleccionados de la prensa cultural.
Van a continuación las fotografías de las respectivas cubiertas. El orden es fortuito.