Páginas vistas en total

martes, 19 de agosto de 2014

ADIÓS PARA SIEMPRE A LA ENCICLOPEDIA BROCKHAUS

http://medienbewusst.de/wp-content/uploads/2011/06/i_Brockhaus_mueritz_588_300.jpg


En este país al que me vine a vivir un día, lucir en la sala de estar los voluminosos tomos de la enciclopedia Brockhaus ha sido por espacio de dos siglos un signo de distinción social, lo mismo que poseer un piano o tomar el té en un mirador con vistas a los rododendros del jardín. Cuentan los que saben que todos los volúmenes juntos pesan setenta kilos. En torno a los 2500 euros cuesta (costaba) la edición impresa.
He leído que se acabó la Brockhaus para siempre y con ella una forma de hacer despensa de conocimientos. Nunca más volverá a imprimirse. He pensado en Borges, que amaba las sorpresas que deparan las exploraciones azarosas de la enciclopedia. He pensado también en las múltiples ocasiones en que me entretuve repasando mapas, admirando retratos, leyendo entradas curiosas del Espasa o de mis modestos seis volúmenes de la enciclopedia Focus, que le compró mi madre a la puerta de casa, en los años sesenta, a un vendedor ambulante.
Bertelsmann se hizo con los derechos de edición de la Brockhaus en 2009. Sacó la vigésimo primera edición, que ya por siempre será la última. Setenta redactores compusieron hace algo más de doscientos años la primera en Leipzig. Un monumento al saber. Un monumento de papel y tapas de cuero negro que internet hace, no sé si innecesario, pero en cualquier caso poco práctico. En adelante, sólo estará disponible en ediciones de segunda mano que buscarán los bibliófilos y el tiempo seguramente encarecerá. Los usuarios actuales pueden, previo pago, consultar la versión digital; aunque a mí me da que de este modo se pierde un maravilloso componente de placer. Todo tiene su época, todo acaba.